España

«Echo de menos determinación y rapidez en la respuesta de la UE a la crisis derivada de la guerra»

"Echo de menos determinación y rapidez en la respuesta de la UE a la crisis derivada de la guerra"


Alberto Núñez Figo y José María Aznar se conocen poco, si nada, desde que el expresidente asumió la dirección del Partido Popular el pasado mes de abril. El viernes, ambos cerraron el Vice Campus, la grandiosa institución de derecha que el ex primer ministro usa como plataforma para la presión de los medios. En una conversación que duró poco más de una hora, Aznar quedó impresionado con el estilo gallego de entretener… incluso maltratado por los impuestos. Sobre todo las que afectan a los que como él tienen un gran patrimonio. Allí Aznar recuperó su tono habitual de hablar de la «izquierda depredadora» y «desorientada» que quiere «comerse los impuestos» al pueblo. Feijóo, de moral más conservadora, lanzó un mensaje contra la administración de la Unión Europea por la crisis provocada por la guerra en Ucrania.

Read:La familia de la víctima mortal del «kamikaze» de El Caleyo agradece el «cariño y apoyo»

El PP sucumbe a la rebaja de impuestos para los ricos que defiende Ayuso mientras exige más dinero al Gobierno

saber más

Ambos fueron llamados al diálogo, que no lo fue, bajo el título «Europa tras la invasión rusa a Ucrania». Hablaron un poco del continente y de la guerra de Ucrania, y mucho de España. Sin embargo, Feijóo no se ha librado de una dura crítica a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con quien ya se pelea públicamente por el rumbo de la respuesta europea a la invasión rusa.

Históricamente, enfatizó Feijóo, «Europa siempre ha reaccionado, y ha reaccionado con mucha firmeza». Pero agregó que “en estos seis meses como presidente” perdió “esa determinación y esa celeridad en las decisiones de la Unión, porque si estamos en un conflicto que afecta a Europa de una manera más directa que a cualquier otro mundo, la región, y esto también tiene un efecto en la energía, una espiral inflacionaria y la guerra empieza con hambruna. Y tampoco hay grandes novedades”.

Read:Las trabas de los vocales conservadores del Poder Judicial retrasan el inicio de la negociación para renovar el Constitucional | España

Así, el líder del PPP no ocultó sus diferencias con su socio del PPE en una pugna que ya había confirmado su antecesor en el cargo, Pablo Casado. El PP estaba en pugna con el gas máximo del que se acabó deshaciendo la UE y éste se plantea cómo expandirlo a toda Europa. Y también contra el impuesto a los beneficios extraordinarios de las empresas eléctricas, que von der Leyen defendió tan abiertamente que hizo retroceder a Vigo.

Incluso la llamada transición energética es motivo de controversia. Mientras el presidente de la Comisión Europea defendía ante el Parlamento Europeo las energías contaminantes, incluido el gas ruso, Figo exigió el viernes lo contrario: un «reset» del plan. En una analogía médica completamente incorrecta, el jefe del PP decía: «Si estamos en una situación de urgencia no se pueden hacer analgésicos. Hay que tomar decisiones quirúrgicas». Entre otras cosas, no cerrar centrales térmicas ni gravar las emisiones de dióxido de carbono.

Ambos defendían la energía nuclear y agrietamiento. Aznar llegó a decir que este sistema de extracción de gas «no provocó ni un solo muerto ni un solo terremoto». Continuó diciendo que algo se puede atribuir a la energía nuclear. A pesar de ello, es «imprescindible».

Read:La Guardia Municipal de Donostia pide testigos del accidente de la Policlínica

La economía no puede permitirse otros cinco años de gobierno de coalición

“El liderazgo de hoy no explica la realidad y no tiene planes de futuro”, dijo Aznar, refiriéndose no solo a la Unión Europea, sino a todos los líderes mundiales que no lo son. El expresidente asistió a la reciente Asamblea General de Naciones Unidas donde, según relató, escuchó “discursos y argumentos como si nada en el mundo hubiera pasado”.

Aznar lamentó, por ejemplo, que se hayan preservado los «objetivos de la Agenda 2030», y es uno de los grandes enemigos mundiales de la ultraderecha. Entre ellas, las transiciones energéticas, que Aznar despreció: “las agendas de transición energética tienen plazos y mecanismos que son inútiles e imposibles”, aseveró. “Es totalmente absurdo”, zanjó.

La disputa entre el Partido Comunista de España y Bruselas no se refiere sólo a la política energética. En materia financiera, la Comisión, encabezada por von der Leyen, ha pedido subidas de impuestos porque los ingresos fiscales son «absolutamente necesarios».

Pero Vigo y Aznar elogiaron la guerra financiera abierta que libra el Partido Laborista entre las regiones para suprimir los impuestos a las clases altas. Y sí, el ex primer ministro se ha expandido. “Ahora la izquierda carnívora vuelve a decir que cuanto más pobre mejor”, afirmó sobre el impuesto a la riqueza, fijado por él “de la izquierda confusa y carnosa”

Feijóo calificó de «banal» el nuevo impuesto a las grandes fortunas anunciado por el Gobierno de coalición y dijo que era «una distracción» porque «no quieren bajar los impuestos a los ingresos medios y bajos». El líder del Partido Popular subrayó que las respuestas económicas del Gobierno de coalición a la crisis fueron erróneas y algo «incompatible con el euro» y que «España no puede aguantar otros cinco años». Quizás el líder del Partido Popular no fue tan llamativo que ganó las elecciones generales a fines de 2023.



Source link

Previous post
Irán, camino de la primera gran oleada de protestas desde 2009 tras la muerte de una joven bajo custodia policial
Next post
El laboratorio de Microbiología del Hospital Regional de Málaga notifica los resultados de hemocultivos positivos durante las 24 horas