Internacional

López Obrador pone en duda la cumbre de la Alianza del Pacífico ante la ausencia de Castillo

López Obrador pone en duda la cumbre de la Alianza del Pacífico ante la ausencia de Castillo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes que era «muy probable» que la cumbre de la Alianza del Pacífico, prevista para el 25 de noviembre en la Ciudad de México, fuera cancelada. El motivo es la ausencia del presidente peruano, Pedro Castillo, quien se supone asumirá la presidencia interina de esta unión de estados el próximo año. La semana pasada, el Congreso peruano votó en contra de autorizar el viaje de Castillo a México. Como alternativa, López Obrador sugirió que el encuentro se realice en el país sudamericano.

“Es muy probable, haré consultas hoy, que se cancele la reunión”, anunció López Obrador durante su rueda de prensa matutina. Entonces pospondremos o buscaremos otra opción. Soy el presidente transitorio o interino de esa coalición y le corresponde al presidente del Perú asumir la presidencia. Si no venía, ¿a quién se lo entregaría? La opción de realizar la cumbre en el país sudamericano ya está sobre la mesa, según López Obrador, quien preside la coalición desde enero pasado. «Podemos tener una reunión en Perú, esa podría ser una opción».

A pesar de su postura en contra de la injerencia en los asuntos de otros países, el presidente mexicano ha criticado previamente al Congreso peruano, con el que Castillo ha estado en conflicto desde el inicio de su mandato en julio de 2021. [la oposición a Castillo] Lo que les importa son sus privilegios, y sobre todo el privilegio de la jefatura, y más en este caso lo consideran de la sierra, a lo que se suma el racismo, entonces no quieren eso, dijo la semana pasada refiriéndose a su campesina. origen al agente López Obrador, quien se considera el líder de la cruzada contra las élites ve en el político peruano a un socio con un camino similar al suyo.

Read:Top de filmes imprescindibles para ver hoy en Netflix Estados Unidos

Castillo apenas pudo viajar durante su mandato debido a las restricciones del Congreso. Los viajes del presidente peruano al exterior se someten a votación en la cámara, ya que su partido no tiene mayoría. Los miembros del Congreso son elegidos sobre la base de los votos obtenidos por los partidos en la primera vuelta presidencial. En el panorama político altamente fragmentado de Perú, los presidentes apenas tienen un 15 o 20% de los congresistas de su lado. Esto equilibra mucho el poder, pero a veces se mantiene un poco decepcionado. La toma de decisiones se vuelve muy compleja. No son pocos los políticos que se quejan de que el Congreso obstruye y crea una oposición injusta.

Esta es la cuarta vez que a Castillo no se le permite salir del país. Ya habían vetado las misiones a Roma, Bruselas y Bogotá para instalar a Gustavo Pietro. La decisión de no dejarlo ir a México estuvo muy reñida, con 58 votos a favor y 51 a favor. El mismo día, el Congreso le permitió, en cambio, reunirse con el presidente Gabriel Boric en Santiago de Chile. A veces el propio Castillo no perdía el tiempo en pedir viajes, simplemente cedía.

Read:El ADN muestra por primera vez cmo era una familia neandertal

Es un viejo debate peruano: ¿Es el Congreso un obstáculo para los presidentes? Es una pregunta difícil, pero es difícil decir que no. El Consejo no permite viajar a los caciques, los somete a constantes investigaciones —y al final siempre terminan destituidos o encarcelados— y, por mayoría suficiente, aplica una vacante por incapacidad moral, estratagema confusa de la Constitución que permite que sean despedidos sin muy buena razón. Claro. Se ha convertido en un mecanismo de presión política. Castillo suele decir que el Congreso es un golpe de estado. No es toda la verdad, pero sin duda hay un claro conflicto que impide la gobernabilidad del Perú.

Incluso si se cancela la cumbre, López Obrador dijo que podrá sostener reuniones bilaterales con algunos líderes que ya confirmaron su asistencia, como Borek, quien planea una visita de Estado el 23 de noviembre. “Voy a hacer reuniones bilaterales, si viene el presidente de Chile, si viene el presidente de Costa Rica, si viene el presidente de Honduras”, dijo este lunes. La Alianza del Pacífico fue creada en 2011 por los presidentes de Chile, Colombia, México y Perú, países que aportan el 43% del PIB de América Latina.

Read:Investigan a un comisario local y al jefe de emergencias por la tragedia de Seúl

Además, el gobierno mexicano también invitó a la cumbre al presidente de Argentina, Alberto Fernández, y al presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a pesar de que ninguno de los dos países pertenece a la Alianza del Pacífico. Con estos dos líderes, el presidente mexicano espera formar un eje de izquierda en América Latina, aunque ya existen algunas divisiones dentro de él. Argentina votó el fin de semana pasado por el candidato brasileño para dirigir el Banco Interamericano de Desarrollo, Ilan Goldfein, y no por el mexicano, Gerardo Esquivel.

Suscríbete aquí a mi las noticias Desde EL PAÍS México y recibe toda la información imprescindible sobre la actualidad de este país

Previous post
Una empresa francesa construirá el primer centro de datos flotante europeo | Noticias y Actualidad
Next post
El Gobierno y la banca llegan a un principio de acuerdo para ayudar a más de un millón de hogares en el pago de la hipoteca | Economía